personas mayores de 65 felices disfrutando de la hipoteca inversa

¿Qué es la Hipoteca Inversa?

La Hipoteca Inversa, es un préstamo para mayores de 65 años, que te permite disponer de un porcentaje del valor de tu vivienda, utilizando ésta como garantía y manteniendo la propiedad y el uso de la misma.

 

El objetivo de este post es ayudarte a entender en qué consiste la hipoteca inversa, así como algunos de los detalles y requisitos necesarios para solicitarla. Puedes encontrar más información sobre cómo funciona la hipoteca inversa y cómo solicitarla haciendo clic aquí.

Una de las ventajas principales de las hipotecas inversas, también mal llamadas hipotecas invertidas o hipotecas revertidas, reside en la posibilidad de conseguir más liquidez gracias al ahorro acumulado de tu casa. Su creciente popularidad, se debe a que para muchos, resulta una buena forma de complementar la pensión que les queda tras la jubilación.

 

Este producto financiero está regulado por la Ley 41/2007 con la idea de promover el desarrollo de un mercado de hipotecas que permitan a los mayores de 65 años utilizar parte de su patrimonio inmobiliario para aumentar su renta, pues ofrece un gran potencial de generación de beneficios económicos y sociales.

 

Ventajas de la hipoteca inversa

 

  1. La hipoteca inversa es un préstamo sin cuotas de amortización, pero, ¿qué quiere decir esto? Muy sencillo; no es un préstamo que haya que devolver mensualmente sino que la obligación de devolverlo, tanto el principal como los intereses, se genera tras el fallecimiento, aunque el solicitante puede cancelarla total o parcialmente por anticipado (antes del fallecimiento) cuando lo desee. Esto lo veremos en detalle más adelante en este mismo post.

 

  1. Otra de las ventajas de la hipoteca inversa es que está libre de impuestos. Al no considerarse una renta, no tributa, sin embargo si lo hará si la operación lleva aparejada la contratación de un seguro de rentas. En caso de querer acceder a más información sobre tu caso en concreto, hay asesores especializados con los que puedes contactar de manera gratuita en Óptima Mayores, ellos te resolverán todas las dudas que puedas tener al respecto.

 

  1. Otra ventaja a destacar de la hipoteca inversa es que como la vivienda sigue siendo tuya, si no quieres seguir viviendo en ella podrías alquilarla. Por norma general, deberás informar a la entidad financiera ya que no todos los tipos de alquiler son compatibles con este préstamo. Podrías también venderla.

 

¿Cómo calcular tu hipoteca inversa?

 

Para calcular las cantidades aproximadas que puedes recibir gracias a la hipoteca inversa, hay que tener en cuenta dos factores principales: la edad del solicitante y el valor del inmueble.

  1. La edad del solicitante: Como ya hemos comentado, para poder optar a este préstamo, hay que ser mayor de 65 años, a partir de ahí las cantidades irán en aumento de manera proporcional a la edad del propietario, también entrará en la ecuación el segundo propietario en caso de haberlo.
  2. El valor del inmueble: Las cantidades percibidas, también serán superiores o inferiores en base al valor de la casa. El valor mínimo de tu vivienda para poder optar a la hipoteca inversa es 150.000€. Cuanto mayor sea el precio de la vivienda, mayores serán las cantidades a las que el solicitante podrá optar gracias a la hipoteca inversa.

 

Para realizar este cálculo de manera muy sencilla y gratuita, en Óptima Mayores, ponemos a tu disposición un simulador de hipotecas inversas que te dirá al momento la cantidad máxima que puedes recibir gracias a tu vivienda. Al hacer uso de la calculadora de hipotecas inversas, podrás ver de manera inmediata, no solo las cantidades sino también las diferentes formas en las que podrás recibir los pagos.

 

¿Cómo devolver el préstamo?

 

Para terminar, una de las preguntas que más surge entre las personas interesadas en la contratación de la hipoteca inversa como producto financiero para aumentar ingresos durante su jubilación y así complementar sus pensiones es, ¿cómo devuelvo el préstamo?

 

La hipoteca inversa está pensada para que la deuda que genere sea siempre inferior al valor de la casa, para facilitar la devolución del préstamo. Una de las formas de pago más habituales consistiría en que una vez el propietario/s de la vivienda fallece/n, los herederos, al recibirla en herencia la venden, cancelan la deuda y se quedan con la diferencia. No obstante, los herederos, que normalmente tienen doce meses para saldar la deuda, podrían también hacer una hipoteca normal para cancelar la hipoteca inversa, o saldar la deuda con otros fondos que tuvieran.

 

Además es importante destacar que aunque en ningún caso es exigible hasta después del fallecimiento, si se quisiera, sí se puede cancelar anticipadamente, por ejemplo con la venta de la casa.

 

¡Contáctanos para aprender más sobre la hipoteca inversa!