Entradas

La hipoteca inversa gana terreno en Málaga

«Es como una hipoteca, pero al revés». Es la forma más sencilla que encuentran en una entidad financiera para descubrir la hipoteca inversa un producto que tiene cada vez más seguidores, a pesar de que no termina de consolidarseen España seis años después de su implantación. Durante 2009, el número de operaciones aumentó un 8% en Málaga, según datos de la consultora Óptima Mayores, que cifra en 135 las contrataciones realizadas en el provincia frente a las 125 registradas el año anterior.
La problemáticas de las pensiones, así como las crisis financiera e inmobiliaria se encuentran detrás de este incremento a juicio de los expertos de la entidad especializada en asesoramiento a mayores, que confían en que 2010 sea el año del «despegue definitivo» de este producto, que permite a personas de más de 65 años o dependientes propietarios de viviendas obtener unos ingresos extra mediante el cobre de una renta mensual temporal o vitalicia por un parte del valor del inmueble. El plazo del crédito está asociado a la esperanza de vida de los titulares de la vivienda, que no pierden la propiedad ni el uso del piso, según resaltn en Óptima Mayores.
Y es que, a diferencia de la renta vitalicia, en la que el usuario cede la vivienda a la entidad, aunque puede residir en ella hasta su muerte, en el caso de la hipoteca inversa la titularidad del piso pertenece a quienes contratn el producto o a sus herederos, que tendrán que liquidar la deuda devolviendo el dinero prestado si quieren recuperar el bien. Pare ello, podrán vender la casa o constituir una nueva hipoteca por le importe que recibió su dueño, explican en la consultora.
Sur.es, 15 de febrero de 2010

Gallegos con más de 65 años suscriben hipotecas inversas para redondear sus pagas

La vivienda en propiedad puede ser una fuente de ingresos para la jubilación. La hipoteca inversa es un producto financiero nuevo en España, pero de largo recorrido y éxito en países como el Reino Unido. Unos 150 gallegos de más de 65 años ya la han suscrito y los expertos consideran que su implantación en la comunidad irá creciendo con el tiempo. Durante 2009, se han contratado 2.700 hipotecas de estas características en toda España, un 8% más que hace un año. El importe medio de las viviendas que sirven de avalistas a la renta se sitúa en los 350.000 euros.
La hipoteca inversa es un préstamo con garantía hipotecaria que está dirigido a personas de más de 65 años o dependientes. Con ella se consigue percibir una renta mensual sin perder la propiedad de la vivienda. Una vez fallecido el titular, los herederos pueden recuperar la propiedad reingresando el importe de las cuotas devengadas por la entidad financiera con un interés que ronda el 6%.
Las cuotas dependen de la edad del titular y del valor de la vivienda hipotecada. Por ejemplo, un hombre de 75 años y cuya vivienda esté tasada en 450.000 euros recibiría una cantidad mensual de 1.206, 90 euros al mes, aunque esta cantidad puede variar en función de los tipos de interés disponibles en cada momentoen el mercado financiero. (ver cuadro adjunto). El vigués Ángel Rodríguez-Carreño de Cominges, es el consejero delegado de Óptima Mayores, la primera consultora en este tipo de operaciones que existe en España y pronostica un fuerte crecimiento de este producto para los próximo quince años. En un reciente informe elaborado por esta firma se señala que el colectivo de mayores de 65 añosserá el 58,69% de la población española en 2050, mientras que la media europea se situará en el 50,46%. Con este panorama, la compañía considera que la hipoteca inversa será una de las soluciones posibles al problema que se pueda pantear en el sistema de pensiones.

El volumen de operaciones de la hipoteca inversa alcanzó los 918 millones de euros en 2009

La comercialización de la hipoteca inversa crece, pero no lo suficiente. ¿La causa? La falta de motivación del mercado financiero español para comercializar este producto. ¿La solución? Demostrar que este tipo de préstamo complementa la falta de liquidez a la que se enfrentan muchos mayores para acceder a servicios que les garanticen una madurez digna.
Estas son, básicamente, las principales conclusiones del estudio que ha realizado la consultora Óptima Mayores -el segundo que publica de estas características-. Un informe en el que, además, se detalla que el año pasado se suscribieron cerca de 2.700 hipotecas inversas, lo que generó un volumen de operaciones de cerca de 918 millones de euros. Ambas cifras supoenen un incremento del 8% y del 10,7%, respectivamente, en comparación con las de 2007, ejercicio al que hace referencia el primer balance que presentó la compañía. Sin embargo, el crecimiento de las operaciones con estos créditos se encuentra todavía lejos del 20% que estimaron, entonces, diversos analistas financieros.
Las conclusiones de este estudio se sustentan en sondeos que Óptima Mayores ha realizado a las 20 entidades financieras que comercializan este producto en España. «Hay un número muy limitado de compañías que realmente respaldan la hipoteca inversa con sus departamentos de riesgos, mediante procedimientos concretos de tramitación y las que lo hacen, facilitan poca información al cliente», asegura Ángel Rodríguez-Carreño, consejero delegado de Óptima Mayores. De hecho, a lo largo del 2009, han desaparecido del mercado las ofertas de Caja Duero y Caja Navarra, que ocupaban puestos relevantes en el primer ranking que elaboró la consultora.

Óptima Mayores, nueva empresa Madrid Excelente

La empresa Óptima Mayores ha obtenido la certificación Madrid Excelente, que reconoce el compromiso con la excelencia de las mejores empresas madrileñas, aquellas que apuestan por la innovación y la mejora constante, la satisfacción de las personas y la contribución activa al desarrollo económico y social de Madrid.
De esta manera la empresa pretende transmitir la confianza que los mayores pueden depositar en sus servicios de asesoramiento de hipoteca inversa, un factor fundamental en un sector muy sensible a la credibilidad y capacidad de asesoramiento de las empresas que actúan en él.
Óptima Mayores lleva ya más de cinco años ofreciendo soluciones financieras para mayores, en los que ha tenido la posibilidad de atender ya a más de 4.000 clientes en esta área, y pretende consolidarse como la empresa número 1 en asesoramiento independiente de hipoteca inversa en nuestro país.

Las hipotecas inversas se disparan en Alicante en el año de la recesión


Bancaja, que gestiona ya una cartera de 789 tras sumar 400 en el último año, es la cuarta entidad española con mejor oferta para los mayores de 60 años. Esta es la edad media mayoritaria en la que se suscribe este producto de ahorro. El retrato robot también incluye, de forma predominante, a las mujeres, más necesitadas de dinero.
En España, hay veinte entidades financieras que ofrecen este producto. Sin embargo, no todas lo formalizan, sólo un tercio. El pasado año se formalizaron 2700, frente a 2500 del 2008.
Las hipotecas inversas, una suerte de préstamo con garantía hipotecaria y dirigido a personas mayores de 60 años o dependientes que permite a los jubilados obtener ingresos adicionales de forma temoporal o vitalicia al propietario del inmueble, se han disparado en el año de la crisis en Alicante. También en otras provincias españolas, pero la alicantina sobresale, según fuentes de Bancaja, la segunda entidad financiera más implantada en la provincia y la cuarta con la mejor oferta de este tipo en toda España.
La entidad preside José Luis Olivas, y que también acumula un importante stock de viviendas procedentes directamente de promotor y de ejecuciones de embargos por créditos impagados, ve en estos momentos incrementando su parque de viviendas también por la vía de la hipoteca inversa.
El pasado año formalizó en su ámbito de implantación, incluida la provincia de Alicante por razones de mercado obvias, el 15% de todas las hipotecas inversas en España. Esto es, unas 400 de las 2700 que se formalizaron en todo el país, según recoge el último informe de la consultora especializada Óptima Mayores.

El volumen de operaciones de la hipoteca inversa alcanzó los 918 millones de euros en 2009

La comercialización de la hipoteca inversa crece, pero no lo suficiente. ¿La causa? La falta de motivación del mercado financiero español para comercializar este producto. ¿La solución? Demostrar que este tipo de préstamo complementa la falta de liquidez a la que se enfrentan muchos mayores para acceder a servicios que les garanticen una madurez digna.
Estas son, básicamente, las principales conclusiones del estudio que ha realizado la consultora Óptima Mayores -el segundo que publica de estas características-. Un informe en el que, además, se detalla que el año pasado se suscribieron cerca de 2.700 hipotecas inversas, lo que generó un volumen de operaciones de cerca de 918 millones de euros. Ambas cifras supoenen un incremento del 8% y del 10,7%, respectivamente, en comparación con las de 2007, ejercicio al que hace referencia el primer balance que presentó la compañía. Sin embargo, el crecimiento de las operaciones con estos créditos se encuentra todavía lejos del 20% que estimaron, entonces, diversos analistas financieros.
Las conclusiones de este estudio se sustentan en sondeos que Óptima Mayores ha realizado a las 20 entidades financieras que comercializan este producto en España. «Hay un número muy limitado de compañías que realmente respaldan la hipoteca inversa con sus departamentos de riesgos, mediante procedimientos concretos de tramitación y las que lo hacen, facilitan poca información al cliente», asegura Ángel Rodríguez-Carreño, consejero delegado de Óptima Mayores. De hecho, a lo largo del 2009, han desaparecido del mercado las ofertas de Caja Duero y Caja Navarra, que ocupaban puestos relevantes en el primer ranking que elaboró la consultora.
La Hipoteca Inversa obtiene buenos resultados
Pese a ello, el último ejercicio ha resultado «un buen año» para la hipoteca inversa, según este experto. «La crisis financiera le ha afectado positivamente, ya que se ha sumado a la necesidad de complementar las bajas pensiones de jubilación y de viudedad de los españoles», añade Rodríguez-Carreño.

Grupo Júbilo, 12 de marzo de 2010.

Gallegos con más de 65 años suscriben hipotecas inversas para redondear sus pagas

La vivienda en propiedad puede ser una fuente de ingresos para la jubilación. La hipoteca inversa es un producto financiero nuevo en España, pero de largo recorrido y éxito en países como el Reino Unido. Unos 150 gallegos de más de 65 años ya la han suscrito y los expertos consideran que su implantación en la comunidad irá creciendo con el tiempo. Durante 2009, se han contratado 2.700 hipotecas de estas características en toda España, un 8% más que hace un año. El importe medio de las viviendas que sirven de avalistas a la renta se sitúa en los 350.000 euros.
La hipoteca inversa es un préstamo con garantía hipotecaria que está dirigido a personas de más de 65 años o dependientes. Con ella se consigue percibir una renta mensual sin perder la propiedad de la vivienda. Una vez fallecido el titular, los herederos pueden recuperar la propiedad reingresando el importe de las cuotas devengadas por la entidad financiera con un interés que ronda el 6%.
Las cuotas dependen de la edad del titular y del valor de la vivienda hipotecada. Por ejemplo, un hombre de 75 años y cuya vivienda esté tasada en 450.000 euros recibiría una cantidad mensual de 1.206, 90 euros al mes, aunque esta cantidad puede variar en función de los tipos de interés disponibles en cada momentoen el mercado financiero. (ver cuadro adjunto). El vigués Ángel Rodríguez-Carreño de Cominges, es el consejero delegado de Óptima Mayores, la primera consultora en este tipo de operaciones que existe en España y pronostica un fuerte crecimiento de este producto para los próximo quince años. En un reciente informe elaborado por esta firma se señala que el colectivo de mayores de 65 añosserá el 58,69% de la población española en 2050, mientras que la media europea se situará en el 50,46%. Con este panorama, la compañía considera que la hipoteca inversa será una de las soluciones posibles al problema que se pueda pantear en el sistema de pensiones.
Faro de Vigo, 7 de marzo de 2010.

Las hipotecas inversas se disparan en Alicante en el año de la recesión

Bancaja, que gestiona ya una cartera de 789 tras sumar 400 en el último año, es la cuarta entidad española con mejor oferta para los mayores de 60 años. Esta es la edad media mayoritaria en la que se suscribe este producto de ahorro. El retrato robot también incluye, de forma predominante, a las mujeres, más necesitadas de dinero.
En España, hay veinte entidades financieras que ofrecen este producto. Sin embargo, no todas lo formalizan, sólo un tercio. El pasado año se formalizaron 2700, frente a 2500 del 2008.
Las hipotecas inversas, una suerte de préstamo con garantía hipotecaria y dirigido a personas mayores de 60 años o dependientes que permite a los jubilados obtener ingresos adicionales de forma temoporal o vitalicia al propietario del inmueble, se han disparado en el año de la crisis en Alicante. También en otras provincias españolas, pero la alicantina sobresale, según fuentes de Bancaja, la segunda entidad financiera más implantada en la provincia y la cuarta con la mejor oferta de este tipo en toda España.
La entidad preside José Luis Olivas, y que también acumula un importante stock de viviendas procedentes directamente de promotor y de ejecuciones de embargos por créditos impagados, ve en estos momentos incrementando su parque de viviendas también por la vía de la hipoteca inversa.
El pasado año formalizó en su ámbito de implantación, incluida la provincia de Alicante por razones de mercado obvias, el 15% de todas las hipotecas inversas en España. Esto es, unas 400 de las 2700 que se formalizaron en todo el país, según recoge el último informe de la consultora especializada Óptima Mayores.
Laverdad.es, 17 de febrero de 2010

La hipoteca inversa gana terreno en Málaga

Expertos confían en que este año se produzca el despegue definitivo de este producto, destinado a complementar las pensiones. Las contrataciones crecen un 8% en un año en la provicia.
«Es como una hipoteca, pero al revés». Es la forma más sencilla que encuentras en una entidad financiera para describir la hipoteca inversa, un producto que tiene cada vez más seguidores, a pesar de que no termina de consolidarse en España seis años después de su implantación. Durante 2009, el número de operaciones aumentó un 8% en Málaga, según datos de la consultora Óptima Mayores, que cifra en 135 las contrataciones realizadas en la provincia, frente a las 125 registradas el año anterior.
La problemática de las pensiones, así como las crisis financiera e inmobiliaria se encuentran detrás de este incremento, a juicio de los expertos de la entidad especializada en asesoramiento a mayores, confían en que 2010 sea el año del «despegue definitivo» de este producto, que permite a personas de más de 65 años o dependientes propietarios de viviendas obtener unos ingresos extra mediante el cobre de una renta mensual temporal o vitalicia por parte del valor del inmueble. El plazo del crédito está asociado a la esperanza de vida de los titulares de la vivienda, que no pierden la propiedad ni el uso del piso, según resaltan en Óptima Mayores.
El correo, 14 febrero de 2010

Ideas e innovación con las pensiones

Incluso un Gobierno que parece haber guiado sus pasos casi exclusivamente en función de si el paso a decidir suma o resta votos, parece ahora decidido a reformar el sistema público de pensiones, hecho que, junto a otras muchas cuestiones de índole más técnica, evidencia que es inevitable acometer en España -y cuanto antes- no una, sino una serie de medidas que doten al citado sistema de la necesaria estabilidad y solvencia que reclama la sociedad.
La algo confusa y cuando menos irregular manera de plantearlo por parte de la Administración ha hecho que en este momento desconozcamos cual es verdaderamente la medida o las medidas que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero quiere adoptar.
Aunque se debe valorar muy positivamente que el Ejecutivo se haya decidido actuar y dialogar con los diferentes agentes sociales, resulta, como no podía ser de otra manera, esencial que se acierte con las diferentes medidas posibles a adoptar, basicamente: Aumentar la edad de jubilación, ampliar el perido de cotización que se utiliza para determinar la pensión, actualmente, 15 años y combinar el sistema de reparto con un sistema de capitalización.
Si estas medidas, que no son excluyentes entre sí, se adoptan de forma simultánea y coordinada, se podría sustituir por ejemplo la obligatoriedad por la incentivación para alargar la edad de jubilación y, en general, las consecuencias de la reforma serían más suaves y asumibles.
Además e independientemente de las anteriores medidas, es indispensable incentivar y promocionar con medidas fiscales el ahorro finalista: los planes de jubilación y pensiones individuales y muy especialmente los del sistema de empleo, es decir, los promovidos por las empresas para sus trabajadores.
Negocio, 8 de febrero de 2010